Inundaciones en Torrevieja

Las lluvias del pasado 19 de noviembre han podido ser las causantes de dejar a la vista tres huellas de dinosaurio en el entorno de la Laguna de La Mata. (Broma de Los Santos Inocentes)

 

 

 

 

 

 

La pasada semana un lugareño localizó los restos de huellas de dinosaurio en el entorno del Parque Natural de las Lagunas de La Mata y Torrevieja. Se trata de 3 huellas que pudieron quedar a la vista tras las intensas lluvias del pasado 19 de noviembre, día en el que se superaron los 100 litros por metro cuadrado en apenas unas horas.

Al lugar del hallazgo, que todavía no se ha hecho público, se desplazaron miembros del equipo de prehistoria del Parque Natural quienes, ayudados por el biólogo municipal, procedieron a acordonar la zona. En este sentido, Juan Antonio Pujol, un enamorado de la época de los dinosaurios, no quiso avanzar la especie, pero mencionó la posibilidad de estar ante una nueva a la que ya habrían llamado Materosaurus Rex, un ejemplar que podría alcanzar los 4 metros de altura.

Se cree que estos ejemplares se alimentaban de conejos y de ciervos dada la proximidad del Cabo Cervera, llamado así por las manadas de ciervos asilvestrados que allí convivían.

El equipo de Proyecto Mastral se desplazó también a la zona para intentar encontrar indicios del clima de esa época. Los primeros resultados indican que el Materosaurus Rex vivió en un entorno muy agradable, con una temperatura media que rondaría los 25 grados y precipitaciones algo más abundantes que las actuales. Hay que destacar que las aguas de la Laguna de Torrevieja eran, en aquella época, termales y brotaban del interior de la Tierra. Toda esta confluencia de condiciones meteorológicas y paisajísticas propiciaron que ya en la época de los dinosaurios, Torrevieja y La Mata fueran destinos turísticos de máxima importancia a la vista de estos nuevos descubrimientos.

El hallazgo de estos restos ha hecho que, entre otras medidas, el Consell haya limitado la velocidad en la carretera Torrevieja-Crevillente, que desde hace unas semanas fija en 50 km/h el límite para evitar así la contaminación que pueda dañar los restos.

El equipo del Parque Natural, con Silvia y José Manuel a la cabeza, ya se encuentran planificando actividades para dar a conocer este hallazgo, especialmente para los más pequeños.